Trastornos motores


1. Objetivo
La educación y rehabilitación del niño neurológico; en forma integral, como un individuo único, con necesidades propias más allá de su patología y asesoramiento a la familia.

2. El área de Trastornos Motores ofrece:

  1. Grupos pedagógicos terapéuticos
  2. Grupos terapéuticos
  3. Grupos de pre-taller

Grupos reducidos en jornada simple y doble, con asesoramientos interdisciplinarios en sala y tratamientos terapéuticos individuales.

Los grupos desarrollan las siguientes áreas:

  1. Conexión-Comunicación
  2. Sensopercepción
  3. Cognitiva
  4. Programa motor
  5. Socioemocional
  6. Autovalimiento
  7. Alimentación

Actividades especiales que reciben los grupos:

  1. Hidroterapia
  2. Expresión Corporal
  3. Música
  4. Educación Física

Tratamientos interdisciplinarios según evaluación individual:

  1. Terapia Física
  2. Fonoaudiología
  3. Neurolingüística
  4. Terapia Ocupacional
  5. Musicoterapia
  6. Psicopedagogía
  7. Psicología
  8. Psicomotricidad

Servicios específicos:

  1. Servicio de Medios (Comunicación Alternativa – Aumentativa)
  2. Servicio de Alimentación (Plan Nutricional y Deglución)
  3. Servicio de Equipamiento (Adaptaciones y Movilidad)
  4. Talleres de Padres

Población:

Niños y adolescentes con déficit motor, intelectual leve a moderado.

Las actividades grupales se desarrollan bajo las siguientes áreas:

Cognitiva: el trabajo se basa en promover respuestas de alerta y manifestaciones expresivas en el alumno, a fin de favorecer la conexión con el medio que lo rodea.
        
Comunicación alternativa aumentativa: el objetivo de esta área es encontrar para el alumno, en la medida de sus posibilidades, una forma de comunicación que supla la carencia de lenguaje oral expresivo; que puede ser por gestos, a través del uso de símbolos gráficos o de alta tecnología.

Programa motor: cada alumno cuenta con un plan postural diario con objetivos personalizados, los cuales son trabajados en forma sistemática a fin de evitar deformidades, mantener una postura adecuada, brindar variabilidad en la postura (sedestación, decúbito, bipedestación), fomentar el uso adecuado de equipamiento.

Sensoperceptiva: en el tratamiento que se realiza con cada alumno se tiene en cuenta el tipo de compromiso, tendiendo a favorecer la normalización del tono, a la integración de los distintos sensorios y brindando la estimulación vestibular correspondiente.

Socioemocional: en este aspecto se trabaja a partir de la diferenciación yo – no yo hasta la inserción de los alumnos en la sociedad. Siempre el trabajo es dirigido a favorecer el desarrollo de relaciones afectivas entre pares y promoviendo una buena relación entre la Familia y la Institución.

Autovalimiento: aquí interviene la terapista ocupacional,  evaluando el nivel de funcionalidad en cuanto a las actividades de la vida diaria de cada alumno, lo cual permite trabajar para que logre mayor independencia y/o colaboración en sus actividades cotidianas: vestido, desvestido, alimentación, higiene, condicionamiento, o control de esfínteres, etc.

Alimentación: esta área es supervisada por la Fonoaudióloga, quien ofrece información a la docente y familiares del alumno para así favorecer en el niño el acto alimenticio. Se evalúa el problema principal durante la ingesta, para determinar recursos y/o técnicas para superar estas dificultades.